Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 julio 2009 4 23 /07 /julio /2009 15:52

 

TRIBUS URBANAS: UN CAMINO HACIA LA DIFERENCIACIÓN

Universidad de Chile

Según explica la adolescentóloga de la Universidad de Chile, doctora Eldreth Peralta, los jóvenes se hacen parte de las subculturas durante el proceso de búsqueda de su identidad, expresando rebeldía y cuestionando la globalización que uniforma a la sociedad.

Aprendizaje Esperado: reconocer las motivaciones que llevan a los adolescentes a formar parte de subcultura y el rol que debe jugar la familia en esta etapa de sus vidas.

Instrucciones: el trabajo debe efectuarse en parejas , escrito en computador. Dicho informe debe contemplar: introducción, desarrollo y conclusiones.

 

“Al llegar la adolescencia, los jóvenes necesitan diferenciarse y buscar su propia identidad, eso los lleva a cuestionar aquello que los rodea y, en algunos casos, a expresar su rebeldía con señales externas, por ejemplo, usando un tipo de ropa específica, peinándose de una determinada manera, empleando un lenguaje particular u oyendo cierta clase de música”, explica la adolescentóloga Eldreth Peralta, médico del Centro de Salud del Adolescente SER JOVEN de la Facultad de Medicina de la Universidad de   Chile.

La doctora Peralta explica que así nacen las tribus urbanas, como los pokemones, flaites, emo, góticos, hip-hoperos, punks, punketas, otakus y skaters, caracterizadas porque en ellas los jóvenes se agrupan para rebelarse contra la cultura predominante y así enfrentar la globalización que tiende a uniformar     la             sociedad.

Agrega que en la mayoría de las tribus sus miembros no están muy ideologizados, de hecho sus prácticas sociales alternativas se orientan más bien al estilo y la estética. “La recomendación a los padres y adultos es que conversen con los adolescentes y exploren las ideas que los motivan, para así saber si corren algún riesgo. Lo que no hay que hacer es oponerse de plano porque eso sólo produce más rebeldía y resistencia”,       comenta.
Aún más, si los jóvenes manifiestan su deseo de teñirse el pelo, vestirse de determinada manera, hacerse un piercing o un tatuaje, es conveniente que los adultos aprovechen estas instancias para transar con ellos y, de paso, ponerles límites. “Es bueno que haya reglas claras pero también que se llegue a acuerdos, por ejemplo, si un joven insiste en hacerse un piercing se puede transar con él al punto de exigirle un buen rendimiento escolar antes de efectuárselo y que, en caso de hacérselo, lo lleve a cabo sólo en un lugar debidamente acreditado y en la compañía de un         adulto”, apunta.

La doctora Peralta resalta que en la mayoría de los casos los adolescentes hablan con sus padres sobre sus intenciones y van dando señales progresivas de sus intereses. “Es muy raro que un joven aparezca de improviso con un look totalmente trasgresor a su forma usual de vestirse. Aún más, podríamos considerarlo un comportamiento agresivo y violento, sobre todo si se opone a las reglas que previamente han sido acordadas al interior del hogar, hecho que, incluso, podría merecer una sanción” explica                                         

La especialista acota que la gran mayoría de los jóvenes que son parte de las tribus urbanas no pertenecen a familias disfuncionales y tampoco tienen problemas de personalidad. Eso sí, es bueno realizar un trabajo exploratorio con ellos porque los extremos siempre son peligrosos. “Un neonazi muy comprometido, ideologizado o fanático podría tener un rasgo de personalidad patológico o un emo que está muy depresivo podría tener ideas suicidas, a lo que             siempre hay que     prestar atención”,      comenta.

 

Las Pelolais no serían una tribu    urbana

La condición socioeconómica juega un rol en las tribus urbanas, ya que entre los estratos más altos hay menos subculturas, aunque igualmente existen algunas. “Las pelolais no son una tribu urbana porque no cumplen con los criterios establecidos, más bien representan a las adolescentes conocidas previamente como cuicas, que siempre han existido”, resalta la           doctora.

 

Por lo tanto, la rebeldía, las protestas, las denuncias y los deseos de provocar nacen más bien entre los más desposeídos, quienes manifiestan así su desacuerdo con las injusticias sociales y el deseo de que ocurran cambios. Además, según se ha constatado, los buenos alumnos generalmente no son parte de las tribus urbanas: “Lo más probable es que respetan más las tradiciones y la cultura predominante que aquellos jóvenes que participan en las subculturas”,   comenta la     especialista.

En cuanto a las edades, la doctora Peralta explica que el interés por las tribus suele aparecer a alrededor de los 14 años y puede extenderse hasta los 25. “Después de los 20 años los jóvenes comienzan a integrar diferentes conceptualizaciones y por eso dejan de cumplir con los parámetros que definen cada tribu, es decir, comienzan a incorporar elementos variados que les resultan provechosos”, asegura             Peralta.

En otras palabras, cuando los jóvenes encuentran sus propias identidades ya no se esfuerzan por  hacer notar o externalizar sus diferencias y particularidades.

Rol      del      pediatra

Los pediatras que atienden adolescentes y, más específicamente los adolescentólogos, cumplen un rol fundamental dando apoyo tanto al joven como a su familia. En la consulta pueden detectar los casos extremos y aconsejar a los padres para que aprendan a ser tolerantes, fomenten el diálogo en la familia, sepan cómo transar con sus hijos y lograr acuerdos. “Lo importante es que los padres no sean ni muy autoritarios ni laissez faire, sino reflexivos y estén dispuestos a transar”, explica la doctora.      
La especialista ofreció una charla sobre este tema el martes 20 de mayo durante la realización del XVII Curso de Extensión en Pediatría, organizado por el Departamento de Pediatría Centro del Hospital Clínico San Borja Arriarán, actividad que se extenderá hasta noviembre.

 

Actividades: el ensayo debe contemplar los siguientes aspectos y como máximo dos hojas tamaño carta.

 

  v                Según la especialista los jóvenes conforman una "Subcultura "que va        en      contra de la "Globalización" del mundo actual. Cómo se entiende ésto.


v     
Según la especialista en el estudio de los adolescentes, cuáles son los factores que llevan a los jóvenes a integrar una Tribu Urbana.

v      Cuáles son los elementos que determinan que un grupo de adolescentes pase a constituir una Tribu Urbana. Desde este punto de vista por qué las Pelolais No lo serían.

v      Explica si el hecho de que existan familias disfuncionales es un factor determinante que motiva a los adolescentes a integrar una Tribu Urbana.

v      Cómo explica ella el hecho que existan algunas Tribus Urbanas más agresivas que otras.

v      Qué rol debe asumir la familia frente a un adolescente que pertenece a una Tribu Urbana.

v      Creen ustedes que si un adolescente que formó parte de una Tribu Urbana, incida más tarde en su comportamiento como adulto. Fundamenten su opinión.

Evaluación: nota acumulativa    
Fecha de entrega: la profesora informará oportunamente.

 

 
 
 
 

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Raquel rojo 05/28/2012 09:36

Es una triste realidad observar la decadencia de nuestra generación, de ver como las nuevas "tribus urbanas" (que por cierto me parece un termino peyorativo),Son una copia de modas o tendencias
extrajeras, Me pregunto donde queda nuestra originalidad o nuestra capacidad de sugerir o contribuir a la sociedad.
ahora surge esta supuesta nueva tribu urbana, esta lamentable respuesta a la falta de cultura de los jovenes.
Hasta donde llega la necesidad del ser humano para sentirse adaptado a algo? Naturalmente nosotros nos acoplamos en manadas, para estar mas protegidos, crecer delegarnos o hacer la tareas, pero
esta forma de adaptación parece mas involucionar a la gente,Creo que si nos tenemos que adaptar, sea por un proyecto, para cooperar y organizarnos y que no todo este en las famosas modas.

karen y vanessa 07/14/2011 22:28


pensamos que cada quien es lbre de hacer lo que quiera en su vida pero en el sentido correcto y q l sociedad tiene que respetar la libre exprecion de cada persona